Toda la información sobre operación de Hidrocele, Tratamiento Quirúrgico

El Hidrocele se produce debido a la acumulación de líquido seroso en cualquier cavidad del cuerpo formando algo parecido a un saco. El Hidrocele más común es el que se produce en la parte interna de la membrana del cordón espermático o de los testículos, razón por la que se llama Hidrocele Testis. A pesar de que es posible que aparezca en niños, el Hidrocele Testis tiene mayor incidencia en los hombres mayores de 40 años.

 

El síntoma principal del Hidrocele Testis es la hinchazón del testículo. Aunque no tiene por qué causar problemas, la cirugía es muy recomendable en los casos en los que el testículo ha crecido mucho o si por el contrario presenta infección o problemas de flujo sanguíneo.

En estos casos se recomienda la Operación de Hidrocele, Tratamiento Quirúrgico.

 

¿A qué llamamos Hidrocele y cual es la razón de su intervención?

Llamamos Hidrocele a la acumulación de líquido seroso en una cavidad del cuerpo humano en forma de saco, produciéndose más comúnmente en los testículos, también llamado Hidrocele Testis al producirse en la parte interna de la membrana del cordón espermático o del testículo. Asimismo existe el Hidrocele Crónico, que a pesar de ser el más habitual, no se conocen exactamente las causas de su aparición. La incidencia del Hidrocele Testicular es superior en los hombres de más de cuarenta años.

 

Sin presentar dolor, la hinchazón del testículo es el síntoma principal del Hidrocele Testicular. Es posible que se desarrolle en ambos testículos y su diagnóstico se realiza palpando la zona del escroto buscando la existencia de masa intraescrotal quística de forma redondeada y que, excepto en los casos con inflamación, queda insensibilizada.

Operación de Hidrocele, Tratamiento Quirúrgico

En los niños el Hidrocele suele desaparecer de forma espontánea alrededor de los dos años de edad, a diferencia que en los adultos.

 

Si el Hidrocele crece demasiado se recomienda la cirugía, así como si presenta infección o crea problemas de flujo sanguíneo.

 

¿En qué consiste la Operación de Hidrocele, Tratamiento Quirúrgico?

La intervención de Hidrocele se lleva a cabo bajo anestesia general o regional y consiste en 3 pasos:

  • El cirujano realiza una pequeña incisión en el escroto del paciente, en la zona lateral.
  • Una vez realizada la incisión, se extirpa parte del saco del hidrocele y se procede a drenar el líquido sobrante de la cavidad escrotal.
  • A continuación y una vez extraído el líquido, la incisión escrotal se sutura, se procede a la colocación de un apósito y se traslada al paciente a la sala de recuperación.

El hidrocele es común en los niños. Suele desaparecer solo con el tiempo.

La operación de hidrocele es sencilla y su duración oscila entre los 30 y 60 minutos.

 

 

¿Cuánto se alarga la recuperación tras la Operación de Hidrocele, Tratamiento Quirúrgico?

El carácter de la intervención de hidrocele es generalmente  ambulatorio de forma que el paciente puede abandonar el centro hospitalario en el mismo día. Por otro lado, el paciente podrá retomar sus actividades cotidianas transcurridos tres o cuatro días de la operación.

 

¿Cuáles son los riesgos y ventajas de la Operación de Hidrocele, Tratamiento Quirúrgico?

Al igual que en cualquier otro procedimiento quirúrgico, la principal ventaja de la operación de hidrocele es la solución del problema médico, siendo en este caso la desaparición del dolor, si  lo hubiere, así como de la hinchazón. La intervención quirúrgica del hidrocele es recomendable para evitar su agravamiento.

 

Los riesgos con los que nos encontramos no son distintos de los relacionados con otras intervenciones quirúrgicas como pueden ser alergias a medicamentos, coágulos y problemas relacionados con la anestesia. No existe ningún riesgo específico propiamente asociado a la operación de hidrocele y los casos de reincidencia son muy bajos.